24 de septiembre de 2016

#YoTeCuido Carta abierta a Ana Francis Mor...

(... que, al final, resultó ser para muchos y muchas más,
a quienes no etiqueto por miedo a olvidar a alguien.)

Querida Ana:

Cuando inició todo ese movimiento aberrante mal llamado “Frente Nacional por la Familia”, traté de imaginar lo que sentirías. Si sentirías miedo, dolor, tristeza, soledad.

Pensé en escribirte o llamarte y decirte, tranquila, yo te cuido. Vente a casa cuando quieras, tomemos unos vinos, juntemos fuerzas. Y si acaso te sientes mal, tomémonos el tiempo de hablar de las otras cosas, las bonitas. Hablemos de música, de teatro, de amor, de amistad, de cosas ricas de comer. O de nada, guardemos silencio y esperemos a que pase.

No lo he hecho bien y te pido disculpas. Te vi tan fuerte, tan aguerrida (como siempre), tan segura…que obvié decirte lo que ahora escribo. Lo siento.

Porque cierto es que tú has luchado por causas que nos incluyen a todos y a todas. Y ahora, cuando le imbecilidad despiadada te escoge a ti como blanco, nosotros no hemos hecho lo suficiente. Y cuando digo “nosotros” no hablo de los heterosexuales, hablo de los amigos, los compañeros.

Porque una buena cantidad de los nuestros ha sido y está siendo amenazada, y mientras tanto, los que aparentemente no, los que nos sentimos seguros de besar en la calle a nuestra pareja o seguros de que podemos casarnos y tener hijos en caso de desearlo, nos hemos limitado a indignarnos en abstracto, como si el daño no penetrara lastimando a personas en concreto, a nuestras personas. Tú, entre ellas.

Lo siento.

Tienes razón, es momento de dar la cara. Poner la palabra y poner el cuerpo.

Que sepan esos seres despreciables (gracias, Andrés Carreño, Minerva Valenzuela por la corrección) que estamos alerta, que no permitiremos que los y las lastimen. Que si sus vidas están tan repodridamente vacías como para preocuparse por dónde se colocan la lengua, la piel, los genitales y los corazones de los demás, las nuestras están lo suficientemente llenas como para (a)cercarnos y protegernos.

Yo te cuido.

Va por tu piel (libre),
tu lengua (libre),
tus genitales (libres),
tu corazón (libre)
y todo aquello que te conforma,
me conforma
y nos conforma
(libres).

Abrazo fuerte,

#YoTeCuido

Lorena Abrahamsohn.

PD 1: Envío esta carta a “El correo ilustrado” del periódico La jornada y a la sección “Palabra de lector” de la revista Proceso.

PD 2: Quien me conoce sabe que tengo limitaciones casi patológicas con el uso del twitter, mucho agradeceré su ayuda para hashtaggear y circular la presente, si así lo consideran.

PD 3: Perdonen por favor el arcaico uso del masculino. Todavía no me convence la x famosa. La @ me convence aún menos. Déjenlo pasar por hoy; sean buenos, buenas, buenxs, buen@s...

P.D.4: Aquí, la carta de Ana Francis Mor, "¿Cómo pide ayuda una buena lesbiana?", publicada por La Capital. Aquí, la misma carta, leída por Fernanda Tapia en W Radio.

22 de septiembre de 2016

Parte de guerra y de resistencia # 44.

A los pueblos del mundo
A los medios de comunicación alternativos, libres, autónomos o como se llamen
A la Sexta Nacional e Internacional
Parte de guerra y de resistencia # 44
  ¿Y los otros 43?  ¿Y los que le siguen?
Sucede que este país no es el mismo desde hace dos años en que el mal gobierno cometió uno de sus peores crímenes al desaparecer a 43 jóvenes indígenas estudiantes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.  Este hecho nos hizo darnos cuenta de la profunda oscuridad en la que nos encontramos, y agitó el corazón y el espíritu individual y colectivo haciendo que se iluminara la noche con la rabia, con el dolor y con la esperanza que encarnan ahora los familiares y compañeros de los 43, y que brilla en el rostro de millones de personas en todas las geografías del México y del mundo de abajo, y de la sociedad civil internacional solidaria y consciente.
Como barrios, tribus, naciones y pueblos originarios que somos, miramos y hacemos palabra nuestra mirada, ahora como antes, desde el corazón colectivo que somos.
Desde las geografías y calendarios de abajo, donde se dibujan los espejos de los que somos el Congreso Nacional Indígena con nuestras resistencias, rebeldías y autonomías; desde los confines y rumbos donde somos y entendemos el mundo los pueblos originarios, es decir, las geografías antiguas desde donde no dejamos de ver, entender y resistir a esa misma violenta guerra que los poderosos implementan en contra de todos y todas, quienes sufrimos y resistimos desde lo que somos con un rostro individual o colectivo, miramos y hacemos palabra nuestra el rostro de los 43 ausentes recorriendo los rincones de este país en busca de verdad y de justicia, el rostro que se dibuja con otros millones de rostros y que nos muestra en medio de la noche los rumbos sagrados, porque sagrados son el dolor y la esperanza.  Ese rostro colectivo que se multiplica y mira las geografías de resistencia y rebeldía.
Desde las geografías de abajo
La desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa sigue en la impunidad, y buscar la verdad en medio de la pudrición del poder es esculcar en lo peor de este país, en el cinismo y perversión de la clase política, que no sólo sigue simulando buscar a los compañeros desaparecidos, sino que ante las crecientes evidencias que demuestran la culpabilidad del narco-estado terrorista, se premia a los responsables de mentir y tratar de deformar aún más la verdad ‒como es el cambio de Tomás Zerón, responsable de sembrar supuestas pruebas de su mentira histórica en el basurero de Cocula, a la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad‒ dando una vez más cuenta de la naturaleza criminal del mal gobierno.
A la mentira, la simulación y la impunidad, el mal gobierno suma los atropellos e injusticias contra quienes se han solidarizado y manifestado en apoyo a la lucha de los familiares y compañeros de los 43, como el joven Luis Fernando Sotelo Zambrano, solidario siempre con las luchas de los pueblos originarios –como las de Cherán, la tribu Yaqui, los indígenas presos, las comunidades zapatistas-, a quien un juez ha condenado a 33 años y 5 meses por el séxtuple delito de ser joven, ser estudiante, ser pobre, ser solidario, ser rebelde y ser consecuente.
Esto miramos cuando miramos hacia quien arriba es Poder: para quien asesina, encubre y miente, premios y protección; para quien se indigna y protesta contra la injusticia, golpes y cárcel.
-*-
Y cuando nos miramos:
En el sur, la lucha de los pueblos en defensa de sus territorios en contra de caciques y empresas, se disuelve con la lucha por la seguridad y la justicia en contra de las bandas de la delincuencia organizada, cuya íntima relación con toda la clase política es la única certeza que, como pueblo, tenemos hacia cualquier órgano del estado.
La formación de grupos de choque que actúan contra las movilizaciones permean los pueblos y el gobierno juega a generar conflictos que incendien los tejidos internos. Es decir, trata de hacer espejos de su guerra sembrando discordia en las comunidades y apostando a la destrucción en las fibras más sensibles.  Nada más explosivo y peligroso para esta nación.
En el occidente, las luchas por la tierra, la seguridad y la justicia se dan en medio de la administración de los cárteles de la droga, que el estado disfraza de combate a la delincuencia o de políticas de desarrollo. En cambio, los pueblos que han resistido e incluso abatido la delincuencia mediante la organización desde abajo, deben luchar por los intentos permanentes de los malos gobiernos para lograr que el crimen organizado, y los partidos políticos de su preferencia, se adueñen nuevamente de los territorios mediante formas diversas.
La organización autónoma de las comunidades, sus luchas irrenunciables por los lugares sagrados y tierras ancestrales no cesan.  La defensa de nuestra madre no se negocia.  Estamos atentos a la lucha de la comunidad Wixárika de Wauta- San Sebastián Teponahuaxtlán por la recuperación de cerca de 10 mil hectáreas aledañas al poblado de Huajimic, Nayarit, donde, pese a demostrar su derecho en tribunales agrarios, las autoridades judiciales han sido omisas; y los malos gobiernos hacen de las falsas geografías oficiales que dividen los estados, un pretexto para incentivar el despojo a los pueblos originarios.  Al pueblo Wixárika, en su rebeldía y autonomía le decimos: estamos con ustedes.
En el norte, donde persisten luchas por el reconocimiento de los territorios, las amenazas mineras, los despojos agrarios, el robo de recursos naturales y el sometimiento de las resistencias por narco paramilitares, los pueblos originarios siguen construyéndose a diario.
Los pueblos originarios de las tribus del norte, donde la nación Siux teje sus propias geografías que van más allá que las falsas geografías oficiales que los sitúan en otro país ‒pero que para nosotros somos hijos de la misma madre‒, están resistiendo a la invasión de sus tierras sagradas, cementerios y centros de oración para la construcción de oleoductos por parte de la empresa Energy Transfer Partners, que pretende transportar por sus territorios el petróleo obtenido mediante el fracking de la región Bakken, en Dakota del Norte, lo que ha motivado la solidaridad y unión de los pueblos originarios del norte. A ellos les decimos que su rabia es la nuestra y como Congreso Nacional Indígena alzamos y alzaremos la voz junto con ustedes. Su digna lucha es nuestra también.
En la península, los pueblos mayas se resisten a desaparecer por decreto, defendiendo sus tierras del ataque de empresarios turísticos e inmobiliarios, donde la proliferación de guardias blancas opera con impunidad para despojar a los pueblos, la invasión por la agroindustria transgénica amenaza la existencia de los pueblos mayas y la inmundicia de los magnates que se adueñan de los territorios agrarios, vestigios culturales arqueológicos e incluso la identidad indígena, pretende convertir a un pueblo tan vivo como la extensión de su lengua, en fetiches comerciales. Los pueblos que luchan contra las altas tarifas de luz son perseguidos y criminalizados.
En el centro, los proyectos de infraestructura, autopistas, gaseoductos, acueductos, fraccionamientos, se están imponiendo de forma violenta y los derechos humanos se ven cada vez más difusos y lejanos en las leyes impuestas. La criminalización, cooptación y división dibuja la estrategia de los grupos poderosos, cercanos todos de manera corrupta y obscena al criminal que cree gobernar este país, Enrique Peña Nieto.
En el oriente del país, la violencia, el fracking, las mineras, el tráfico de migrantes, la corrupción y demencia gubernamental son la corriente contra la lucha de los pueblos, en medio de regiones enteras tomadas por violentos grupos delincuenciales orquestados desde altos niveles de gobierno.
Desde el diálogo y la traición
Al igual como lo ha hecho el magisterio en lucha, los pueblos originarios hemos buscado diálogos con el mal gobierno en nuestras demandas urgentes de respeto a los territorios, de presentación de los desaparecidos, de liberación de los presos, de justicia para los asesinados, de que salga la policía o los militares de nuestras tierras o de nuestras exigencias de seguridad y justicia, pero siempre el gobierno se niega hasta que detienen a nuestros voceros en todo el país, el ejército dispara contra los niños en Ostula, las máquinas destruyen las casas de quienes resisten en Xochicuautla, los federales disparan contra el pueblo digno que acompaña a los maestros en Nochixtlán.  Los malos gobiernos hacen como que dialogan y simulan durante años acuerdos con el pueblo Wixárika para lograr la restitución pacífica de su territorio, mientras configuran un reordenamiento violento de la región.
Y el gobierno platica como si no hubiera pasado nada y ofrece voluntad de ceder, siempre que ambas partes acuerden.  El gobierno cede una parte de lo que acaba de destruir, libera a un preso, indemniza a la familia del asesinado, finge estar buscando a los desaparecidos. Y a cambio pide a los pueblos ceder su patrimonio colectivo, que es su dignidad, su organización autónoma y su territorio.
En varias geografías de nuestro país estamos recurriendo a las consultas cuando decimos que no queremos sus minas, sus eólicos, sus transgénicos, sus presas y exigimos que debería preguntarse a los pueblos, pero el mal gobierno siempre responde fingiendo que “consulta cómo consultar si consulta o no la forma de la consulta” (o algo así), que está llena de simulación, suplantación de nuestra palabra, manipulación y cooptación de nuestra gente, de amenazas y represión. Y así hasta que dice que ya estuvo y que ya dijimos que sí queremos sus proyectos de muerte, o que estamos divididos y debe atender a todas las posiciones.
Y mientras pretenden mantenernos quietos en su agenda mentirosa y las ongs “expertas” en “consultas” engrosan sus bolsillos, avanzan más rápido para concretar ‒antes de siquiera empezar la supuesta consulta‒ el robo del agua del río yaqui, que las mineras y sus desechos destruyan Wirikuta, que los eólicos invadan todo el Istmo y que los transgénicos se impongan en la Riviera Maya.
Los rumbos del mundo son nuestras geografías y en ellos nos encontramos y reconocemos, porque sabemos que la lucha no es de hoy ni para hoy, no luchamos por poder ni folclor que ofrecen campañas mentirosas, sino por tejer y retejer lo que somos, fuimos y seremos como pueblos originarios.
Los rostros de los 43 ausentes y la tenacidad de sus familiares y compañeros, son los otros 43 partes de guerra y resistencia.  A ellas y ellos se suman los dolores, las rabias, las resistencias de los pueblos originarios y las rebeldías de millones en todo México y el mundo.
Y le siguen los partes de guerra y resistencia de lo otro perseguido y estigmatizado, de las mujeres violentadas, desaparecidas y asesinadas, de la infancia convertida en mercancía, de la juventud criminalizada, del trabajo explotado, de la rebeldía perseguida, de la naturaleza mancillada, de la humanidad adolorida.
Con toda esa humanidad, con esta tierra que somos, hoy reiteramos que la verdad y la justicia son una demanda irrenunciable y que el castigo a los culpables, a todos los culpables, nacerá de la lucha de abajo, donde, ahora más que nunca y como pueblos originarios del Congreso Nacional Indígena, sabemos que no cabe rendirse, ni venderse, ni claudicar.
¡Verdad y Justicia para Ayotzinapa!
¡Libertad para Luis Fernando Sotelo Zambrano!
¡Libertad a tod@s l@s pres@s polític@s!

Por la reconstitución integral de nuestros pueblos
Nunca Más Un México Sin Nosotros.

Congreso Nacional Indígena.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
México, septiembre del 2016.

18 de agosto de 2016

Convocatoria al V Congreso Nacional Indígena (CNI).


21 de junio de 2016

Versión digital de la "Guía de Seguridad Contra la Trata de Personas y Otros Delitos, escrita por activistas de Brigada Callejera.


La "GUÍA DE SEGURIDAD CONTRA LA TRATA DE PERSONAS Y OTROS DELITOS", fue escrita por Elvira Madrid Romero, Jaime Montejo y Rosa Icela Madrid, publicado en México en 2016 por Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer, "Elisa Martínez", A.C., en una coinversión del Programa de Mercadeo Social de Condones Encanto con el Fondo de Coinversión Social del Indesol 2016.
Dicha Guía, ofrece una metodología participativa para individuos, familias, comunidades y escuelas elaboren sus propios planes de seguridad ante este delito, a partir de los reportes hechos por diferentes organizaciones, comunidades e iniciativas de seguridad con las que hemos intercambiado opiniones y experiencia desde 2012 a la fecha y del protocolo de seguridad de la organización.
Este trabajo incluye cómo reportar incidentes, un semáforo detallado de riesgos, claves para mejorar nuestra seguridad digital (un aporte del Colectivo ADA de Puebla), cuatro matrices de riesgos: Uno relativos a la trata de personas y otras expresiones de violencia contra las mujeres, otros riresgos como robo o extorsión, riesgos de trabajadoras sexuales en la calle, arriba de un automóvil, en el hotel o en un bar, amenazas a grupos de trabajadoras sexuales organizadas, así como hacer frente a tales amenazas y una propuesta sencilla para desarrollar un plan de seguridad colectivo.

DESDE LA TEMPESTAD.

DESDE LA TEMPESTAD.
Comunicado Conjunto del Congreso Nacional Indígena y el EZLN sobre el cobarde ataque policíaco contra la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y la comunidad indígena de Nochixtlán, Oaxaca.
20 de junio del 2016.
Al Pueblo de México.
A los pueblos del Mundo:
Frente el cobarde ataque represivo que sufrieron los maestros, maestras y la comunidad en Nochixtlán, Oaxaca, -con que el Estado Mexicano nos recuerda que esto es una guerra contra todos y todas-; los pueblos, naciones y tribus que integramos el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, le decimos al magisterio digno que no está solo, que sabemos que la razón y la verdad están de su lado, que la dignidad colectiva con la que habla su resistencia es inquebrantable y ésa es la principal arma de los que de abajo somos.
Repudiamos la escalada represiva con la que pretenden imponer en todo el país la reforma neoliberal capitalista a la que llaman “educativa”, principalmente en los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.  Con amenazas, persecuciones, golpes, encarcelamientos injustos y ahora asesinatos se quiere doblegar la dignidad del magisterio en rebeldía.
Llamamos a nuestros pueblos y a la sociedad civil en general a estar con el magisterio que resiste en todo momento, a reconocernos en él, pues la violencia para despojarlos de garantías laborales básicas con el propósito de hacer privada la educación, es un reflejo de la violencia con la que nos están despojando a los pueblos originarios, a los pueblos campesinos y urbanos.
Quienes se regocijan en el poder decidieron que la educación, la salud, los territorios indígenas y campesinos, e incluso la paz y seguridad, son una mercancía para quien pueda pagarla, que los derechos no son derechos sino productos y servicios que se arrebatan, se despojan, se destruyen, se negocian según lo dicte el gran capital.  Y esta aberración pretenden imponerla de una manera sangrienta; asesinando y desapareciendo a nuestr@s compañer@s, enviando a prisiones de alta seguridad a nuestr@s vocer@s, haciendo de la tortura descarada la mercadotecnia gubernamental y, con ayuda de los medios de comunicación de paga, equiparando con la delincuencia a lo más valioso de la sociedad mexicana, es decir a quienes luchan, no se rinden, no se venden y no claudican.
Exigimos el cese a la represión en contra del magisterio en lucha y la liberación inmediata e incondicional de TODOS los presos políticos.
Invitamos a todos los pueblos del campo y las ciudades a estar atentos y solidarios con la lucha magisterial, a organizarnos de forma autónoma para estar informados y alertas ante esta tormenta que cae sobre todas y todos, sabiendo que una tormenta, además de tempestad y caos, también hace fértil la tierra de donde nace siempre un nuevo mundo.
Desde las montañas, campos, valles, cañadas y barrios de los pueblos, naciones y tribus originarios de México.
¡Nunca más un México Sin Nosotros!
Congreso Nacional Indígena.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
México, a 20 de junio del 2016.

[PARA LEER DE NUEVO] :: MAYO: ENTRE EL AUTORITARISMO Y LA RESISTENCIA.

MAYO: ENTRE EL AUTORITARISMO Y LA RESISTENCIA.
  ¿El calendario?  Mayo del 2016.
¿La geografía?
Bueno, pudiera ser cualquier parte de ese país rasguñado hasta sangrar por las desapariciones forzadas, la impunidad hecha institución, la intolerancia como forma de gobierno, la corrupción como modus vivendi de una clase política hedionda y mediocre.
Pero también pudiera ser cualquier parte de ese país sanado por el empecinamiento de los familiares que no olvidan a sus ausentes, la búsqueda tenaz de la verdad y la justicia, la rebelde resistencia frente a los golpes, balas, barrotes, el afán de construir un camino propio sin amos, sin patrones, sin salvadores, sin guías, sin caudillos; la defensa, la resistencia, la rebeldía; la grieta haciéndose más ancha y profunda a fuerza de dolor y rabia.
“México”, le llaman comúnmente a ese país, este país, que refleja a su modo una crisis que sacude al mundo entero.
Parece ser que, en algún momento de la breve e intensa historia del siglo XX, este país era una referencia turística internacional.  Se hablaba de sus paisajes, de su gastronomía, de la hospitalidad de su gente, de lo perfecta que era la dictadura perfecta.
Pero antes y durante esa imagen de folleto de agencia de viajes, pasó lo que pasó.  No, no lo voy a atiborrar de información sobre lo sucedido en el pasado inmediato, digamos unos 30 años.
El asunto es que, en los últimos años, “México” es ahora referente mundial en corrupción gubernamental; crueldad del narcotráfico; no infiltración sino contubernio entre el crimen organizado y las instituciones; desapariciones forzadas; ejército fuera de los cuarteles y en las calles y caminos; asesinatos y encarcelamientos de opositores, de periodistas y de gente que ni en cuenta; el “warning” en los pasajes turísticos; el cinismo como idiosincrasia en medios de comunicación y redes sociales; la vida, la libertad y los bienes personales jugados en la ruleta mortal de la vida cotidiana (“si no te tocó hoy, tal vez mañana”).  Si usted es mujer, de cualquier edad, multiplique los riesgos.  Lo femenino, junto a lo diferente, sólo gana en eso: es más probable que sufra violencia, desaparición, muerte.
Pero todo esto ya lo sabe usted.  Basta haber vivido aquí, en estos suelos y bajo estos cielos, un poco, no mucho, digamos entre los primeros meses de vida y los menos de 5 años, que era la edad de las niñas y niños asesinados en la Guardaría ABC, en Hermosillo, Sonora, México, el 5 de junio del año 2009, hace ya casi 7 años.
¿Qué delito tenían estos infantes?  ¿Fueron víctimas de la mala suerte, de un oscuro designio divino, de la casualidad? ¿O fueron y son víctimas de una clase política que se permite todo a sí misma (como el hecho de que una de las implicadas -y no investigadas-, sea precandidata para la presidencia de México por el Partido Acción Nacional)?
Así que el lugar pudiera ser Sonora, donde, sin embargo, el crimen y la desvergüenza no logran derrotar a las familias de los infantes de la guardería “ABC”.
O podría ser el Estado de México, donde el pueblo Ñatho de San Francisco Xochicuautla pretende ser destruido y sepultado por una de las carreteras del gran capital.  ¿Su delito?  Defender los bosques.  Pero, sobre los escombros de sus casas, los pobladores se mantienen en resistencia.
O pudiera ser Oaxaca, en la comunidad Binizza de Álvaro Obregón, en Juchitán, donde la población fue atacada a balazos por paramilitares del Partido Acción Nacional y del Partido de la Revolución Democrática.  ¿Cuál es su falta?  Oponerse a la privatización del viento que, con los llamados “parques eólicos”, impone el gran capital en el Istmo.
O tal vez podría ser Veracruz, que es ya un territorio para la cacería de mujeres, jóvenes, periodistas, sean o no opositores.  O Yucatán, donde en contra de los pobladores de Chablekal se implementa el llamado “Escudo” con el que los gobernantes protegen el despojo.  O Guerrero, donde todo México se renombra “Ayotzinapa”.  O Morelos, convertido en un gigantesco cementerio clandestino.  O la Ciudad de México donde las manifestaciones opositoras están prohibidas porque ahí mandan los vehículos automotores, incluso sobre la Constitución.  O Puebla, baluarte de la privatización del agua y carreteras.  O Tamaulipas, donde, como en todo el país, el PRI es el brazo institucional del crimen organizado.  O cualquier lugar de la república llamada “Estados Unidos Mexicanos”, con sus olas de despidos, desalojos, robos, desapariciones, destrucción, muerte… guerra.
Pero resulta que es Chiapas.  Y de Chiapas, miramos a…
Tuxtla Gutiérrez, ciudad capital.  Mayo del 2016.  Temperatura media: 37 grados a la sombra.  Altitud: 522 metros sobre el nivel del mar.  Fecha: el mayo del magisterio en resistencia y rebeldía.  Pero antes, permita usted algunas precisiones:
1.- La mal llamada “reforma educativa” no es educativa, es laboral.  Si fuera educativa se habría tomado el parecer del magisterio y de las familias.  Cuando el gobierno se niega a dialogar sobre la reforma con el magisterio y las familias, está reconociendo que no se trata de mejorar la educación, sino de “ajustar la nómina” (que es como el capital llama a los despidos).
2.- No se está aplicando la ley, se está violando la ley.  Se dice defender a la constitución (la reforma educativa), violando la constitución (las leyes que garantizan derechos elementales como el de reunión, petición y libre circulación).
3.-   Lo que hacen los medios de comunicación de paga es inútil.  Declaraciones van y vienen: “todo normal”, “la mayoría de las escuelas están trabajando”. “el noventa y tanto por ciento de los maestros están laborando”.  Pero la realidad no conoce esas declaraciones, porque el magisterio está en las calles.  En los pueblos las familias ya dijeron claro que no van a aceptar a los sustitutos, que no los van a dejar entrar o que los van a correr.
4.- L@s maestr@s no están defendiendo privilegios, están luchando en la última trinchera de cualquier ser humano: las condiciones mínimas de vida de ell@s y de sus familias.  ¿Le sorprende a usted que alguien esté dispuesto a defender lo poco que le queda?  ¿Un salario infame, unas aulas que parecen haber sido bombardeadas (y lo han sido, pero por bombas económicas), no uno sino varios turnos laborales, grupos excesivamente numerosos?  En resumen: poca paga, malas condiciones de trabajo y mucha chinga.  ¿Le suena?  Y, aun así, l@s maestr@s se presentan en su escuela y enseñan a niños y niñas los caminos de las ciencias y las artes.
5.-  El objetivo de la supuesta reforma educativa es destruir a esa maestra, ese maestro que se preparó por años y prácticamente toda su vida la ha dedicado a ese oficio.  Cierto, con la perseverancia que en los medios se abona con billetes, se ha construido la imagen de líderes corruptos.  Pero esa imagen es el cebo para morder el anzuelo.  No, el objetivo no son los líderes, sino todos los maestros, incluidos los del servil Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.  Ahora, si quiere usted un modelo de líderes corruptos, ahí tiene a la dirección en pleno del SNTE.
6.- Sí, el objetivo de la reforma educativa es privatizar la educación.  De hecho, esa privatización ya está en marcha.  Dejar sin atención ni presupuesto a las escuelas no acabó con la educación pública en México por una razón humana: el magisterio.  Así que ahora hay que destruir a es@s maestr@s.  Se trata de provocar una catástrofe en el sistema educativo de modo que las familias tiendan, doblando turnos, a las escuelas privadas; o se conformen con que sus hijas e hijos se formen consumiendo televisión, radio y medios digitales; o en la calle; o ni eso.  La profesión del magisterio no se improvisa ni es cuestión de intuición.  Se estudia, exige preparación.  No cualquiera tiene la capacidad y los conocimientos para educar.  Porque en la escuela se educa, no sólo se enseña.  No cualquiera puede enfrentar con éxito a un grupo de infantes en edad escolar o prescolar.  Por eso son necesarias las escuelas Normales.
7.- ¿Le han dicho que lo que ocurre es que l@s maestr@s son holgazanes y que no quieren prepararse?  Mienten, cualquier maestra o maestro aspira a ser mejor, estar mejor preparado.  Haga usted lo que no ha hecho el gobierno, hable con un maestro o maestra.  Mejor aún, escúchelo.  Verá cómo, cuando él o ella hablan de su situación, parece que describen la de usted.
-*-
  Nosotras, nosotros, zapatistas, tratamos de entender.  Y para entender hay que escuchar.  Siempre que podemos, recurrimos a la información directa.  Para este caso, enviamos a un grupo de “Los Tercios Compas” (medios zapatistas de comunicación no de paga, no autónomos, no libres, no alternativos, pero compas) y escuchamos a bases de apoyo zapatistas que son parte del magisterio.  Lo siguiente es tomado de uno de los informes de esas escuchas:
Compañero Subcomandante Insurgente Moisés, te saludo y espero que te encuentres bien de salud y haciendo los trabajos para la lucha.
  Después de mi corto saludo, paso a informar: Bueno, pues la vimos la marcha de los maestros.  Pero no sólo maestros, también hay muchas maestras.  Los malditos policías los atacaron y también lo atacaron a la gente que andaba por ahí.  Hasta niños pasaron a golpear.  Luego lo vimos una pinta, que sea como un letrero pintado en la pared, que decía: “Policías: contra el pueblo muy chingones, pero contra el narco maricones”.  Lo miramos la marcha que están contentos los maestros.  Como que no importa que los golpearon y persiguieron y les aventaron ese humo que no deja respirar.  Ahí van los maestros y las maestras, y también van unas mamaces y papaces de los niños que van a la escuela y que sus familias lo apoyan a los maestros.  Se ve claro que no los llevaron a la fuerza, sino que llegaron por su gusto.  Están animados.  Y la gente en las casas le grita de apoyo a los maestros y las maestras.  Y en la calle les dan agua, frutas.  Se mira que los quieren a esos maestros que luchan.  Y entonces los maestros lo gritan la consigna de “este apoyo sí se ve” y, bueno, pues yo pensé que luego hay apoyo que no se ve, pero no hay consigna.
  Luego los fuimos a ver a los malditos policías que iban detrás de los maestros para perseguirlos.  Lo miramos que el policía está como muy derrotado.  Sólo unos pocos policías están de entusiastas y golpean sus escudos de plástico con sus garrotes, según para meter miedo, pero no dan miedo.  La mayoría de los policías apenas puede caminar, creo que porque está haciendo mucho calor.  Mucho sol ahí en Tuxtla.  Y los maestros y maestras pues se ve que están hallados a la chinga porque van contentos.  Hacen sus cantos y lo gritan sus consignas.  Lo cantaron esa de “Venceremos” y ya mero me pongo a cantar también, pero me acordé que voy de “Tercio compa” y pues no.  Los policías cada tanto que se detienen, rápido buscan donde hay sombra.  El mando los regaña porque no se quieren formar.  Lo escuchamos un policía que le está contando a otro que persiguió a una niña y a un maestro, y que corría más rápido el maestro que la niña.  Y se ríe el maldito como si fuera un chiste de perseguir a una niña.  Y cuando les dan orden de avanzar, los policías van con sus escudos arrastrando.  Unos llevan como unos botes de metal.  Otros llevan unos palos.  Cuando pasan, la gente en la calle les dice cosas a los policías, que se vayan les dicen, que ya no molestan a los maestros.  Unos, y otros de plano les mientan la madre a los policías.  Los policías los miran con coraje en su ojo, pero no paran.  Y son familias las que gritan.  En algunas casas y edificios hay letreros, así como carteles hechos a mano donde dice que se apoya a los maestros.  En las estaciones de radio lo escuchamos que la gente llama para comentar, pero no como otras veces que se quejan de los maestros porque bloquean.  Ahora se quejan de los federales, que están molestando nomás, que parece que estamos en guerra, que ni cuando los zapatistas se veía tanto policía en las calles de Tuxtla.  Nadie agradece al gobierno, lo dicen claro que la culpa es de los malos gobiernos.  Y entonces los del radio le cortan la palabra porque se ve que no les gusta lo que dice la gente.  Y luego los periódicos pues de plano no tienen vergüenza, ponen de otras cosas que ni al caso.  Que están preocupados los periodistas porque en Chenalhó los partidistas secuestraron a otros partidistas.  Pero como que los maestros lo hacen la política, explican su lucha y la gente los oye y los entiende.  Lo escuchamos lo que dice la gente.  A los gobiernos no los oyen y no los entienden.  Al Velasco le dicen “el niño” y se quejan del “niño”, que sólo salió bueno para tomarse fotos y para pasear.  Y luego que dicen los rumores que ya no está de por sí, que ya se están peleando los políticos para ver quién se queda de gobernador.  Y dicen “el que quede, es un ratero y sinvergüenza”.  Al gobierno no lo respetan.
  A los maestros los respetan y los quieren, les dan su agua y su fruta, los aplauden.  Hasta los carros, cuando pasan a un lado de la marcha, lo tocan su claxon y sacan la mano de apoyo.  Al policía puras mentadas.  Lo escuchamos a un maestro explicar su lucha: “Ahora se trata de la comida de nuestros hijos”.  En un lugar, cerca de aquí de Tuxtla, que se llama Chiapa de Corzo la gente se organizó y fue a corretear a los federales de ahí.  No eran maestros, eran familias.  Los golpearon y les aventaron gas, pero no se rindieron y sacaron a los federales.  Ya que lo miramos todo esto que decimos, nos regresamos para informar.
  Lo que vemos es que quién sabe qué vaya a pasar, pero los malos gobiernos ya perdieron.
  Es toda mi palabra
-*-
  Ahora, preguntas para el examen de evaluación del gobierno federal:
Si un gobierno no está dispuesto a dialogar y negociar con sus opositores, ¿qué camino les dejan?  Si sólo se usa el argumento de la fuerza, ¿qué esperan como contra argumento?
Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Moisés.             Subcomandante Insurgente Galeano.
México, mayo del 2016.
Del cuaderno de apuntes del gato-perro:
La Hora del Policía 2.  El vendedor de desodorante para metrosexuales, esa versión posmoderna de Gordolfo Gelatino, Aurelio Nuño Mayer, debe dejar de hacer campaña para la presidencia y reconocer ya que la reforma que dice defender ni es reforma ni es educativa.  Es sólo un descarado ajuste de personal.  Un patrón mal vestido con las ropas institucionales usa a un capataz perfumado para cerrar empleos.
Y para ser un capataz idiota que suspira por ser un buen policía, siga las siguientes instrucciones: Escriba 100 veces: “la educación pública en México es una empresa y como tal hay que manejarla”.  Ah, y no estudie historia.  Olvide que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación nació en 1979, en Chiapas, México.  Y que nació como respuesta a la brutalidad gubernamental.
-*-
  Las batallas que libran l@s maestr@s y las familias no son el final de mayo.  Son apenas el inicio de muchos meses y luchas que se darán, y no sólo del magisterio.  En las geografías y los calendarios de abajo la historia no transcurre, se hace.
Doy fe.
Guau-Miau.

15 de junio de 2016

#LaOtraCampaña10Años Ahora Oaxaca.

BOLETÍN INFORMATIVO DE LA COMISIÓN SEXTA DEL EZLN.
(desde la Otra Ciudad de México)

14 de junio del 2006.
1200 hrs.

A tod@s l@s adherentes a la Otra y a la Sexta:

La Comisión Sexta del EZLN les informa que ha recibido la siguiente información confirmada:

1.- Elementos policíacos del gobierno del Estado de Oaxaca, en número aún no determinado, aproximadamente a las 0430 del día de hoy, atacaron el plantón que l@s maestr@s de esa entidad mantienen en demanda de mejores condiciones laborales y contra el gobierno autoritario de Ulises Ruiz.

2.- La agresión gubernamental fue acompañada por cuando menos un helicóptero que arrojó gases lacrimógenos. En el ataque fue destruida la instalación de “Radio Plantón”, radio alternativa en la que participan nuestr@s compañer@s de organizaciones adherentes a la Otra Campaña de la Red Oaxaqueña Zapatista (ROZ). Se habla de cuando menos 12 maestros detenidos, un número no definido de heridos (uno de ellos de gravedad en un ojo), y una mujer habría abortado por los gases.

3.- Hasta esta hora (1200) se confirma que l@s maestr@s retomaron el zócalo de Oaxaca, donde se encuentran en plantón, y que la policía se estaba reagrupando.

La Comisión Sexta del EZLN hace un llamado urgente a los tod@s l@s adherentes a nivel nacional e internacional a CONDENAR ESTA NUEVA MUESTRA DE REPRESIÓN ESTATAL con pronunciamientos y acciones de apoyo, y…
.- A recibir con desconfianza la información que, sobre estos hechos, difundan los grandes medios de comunicación.
.- A dar crédito a la información que proporcione el movimiento magisterial de Oaxaca a través de los canales que determinen, y a la que sea confirmada en los medios de comunicación alternativa y por la Otra Oaxaca.
.- A estar pendientes de las acciones que requieran nuestr@s compañer@s de la Otra Oaxaca que participan en el movimiento magisterial de esa entidad.

Por la Comisión Sexta del EZLN.
Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Junio 14 del 2006.
* * *
Muchos conflictos de naturaleza diversa parecen estar en juego en la confrontación que mantienen maestros de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el gobierno de Oaxaca, que ayer degeneró en choques violentos entre los mentores inconformes y la fuerza pública del estado. Los contextos sociales de la protesta que derivó en la toma del primer cuadro de la capital oaxaqueña por los educadores están claros: a las tradicionales condiciones de marginación, miseria, represión y opresión que padecen los sectores populares de la entidad, y que han propiciado una perceptible radicalización del gremio magisterial allí, han de sumarse una reivindicación justa de rezonificación salarial y una irritante ausencia de respuestas por parte de los gobiernos de Ulises Ruiz y de Vicente Fox.
En este conflicto, el regateo entre el estado y la Federación no ha sido únicamente presupuestal, sino que ambas instancias de gobierno han procurado adjudicarse mutuamente la responsabilidad en el manejo de la crisis causada por las acciones de los manifestantes en el centro de Oaxaca. Hace dos semanas, por ejemplo, cuando los mentores inconformes paralizaron durante 12 horas el aeropuerto de la ciudad ­que es una zona federal­, la administración foxista se excusó de enviar elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) alegando una inverosímil "falla de logística". Y ayer, tras el fracasado y torpe intento de desalojo de los maestros por fuerzas policiales estatales, el gobierno federal rechazó la petición de Ulises Ruiz y se negó a mandar elementos de esa corporación nacional.
Ciertamente, en las primeras horas de este miércoles los choques en la capital oaxaqueña parecían prefigurar un nuevo ciclo de ineptitud policial seguida por excesos represivos, como los que han tenido lugar en Sicartsa, en Michoacán, y en Texcoco-Atenco, en el estado de México, y es positivo que en Oaxaca no haya ocurrido algo semejante. Pero la manifiesta disposición represiva del foxismo en su fase final obliga a dudar que la negativa de Los Pinos a movilizar a la PFP haya sido un gesto de prudencia. Da la impresión, en cambio, de que en torno del legítimo descontento magisterial oaxaqueño, los gobiernos estatal y federal libran una batalla de golpes bajos, y que en los cálculos de ambos bandos no está ausente la inminencia de las elecciones presidenciales. Y un dato: en Oaxaca el partido que detenta la Presidencia de la República, Acción Nacional, no tendría muchos votos que perder si, a causa de este conflicto, se hiciera imposible la realización de comicios en ese estado, en el que las preferencias electorales están dominadas por los partidos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional.
La mesa de negociación impuesta ayer por la Secretaría de Gobernación es, sin duda, el camino correcto para resolver la inconformidad del magisterio oaxaqueño y sus manifestaciones. Eso está claro desde el principio, y llama la atención que las propias autoridades federales y estatales, con su intransigencia, hayan hecho intransitable, hasta ahora, la vía del diálogo. Si ese es el camino, ¿por qué se le ha inhabilitado con una manifiesta mezquindad presupuestal y con amagos represivos? ¿Qué está en juego?
La Jornada. Jueves 15 de junio de 2006.
Solecito El gobernador Ulises Ruiz afirma que los mentores contaban con armas y granadas

Represión policiaca contra maestros en Oaxaca deja al menos 92 heridos

Solecito Hay cuatro muertos, asegura la dirigencia magisterial Solecito El zócalo fue retomado por los profesores
OCTAVIO VELEZ ASCENSIO Y ENRIQUE MENDEZ CORRESPONSAL Y ENVIADO
Foto
Maestros detenidos durante el operativo en Oaxaca Foto Blanca Hernández
Oaxaca, Oax., 14 de junio. El gobierno de Ulises Ruiz Ortiz decidió acabar esta madrugada con el plantón que la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación mantiene desde el pasado 22 de mayo, y lo hizo con la fuerza pública del estado aun cuando había insistido en su "disposición al diálogo". El saldo del enfrentamiento de policías con maestros fue de 92 heridos, entre mentores, niños y elementos de seguridad, aunque la dirigencia magisterial aseguró que como resultado del choque murieron dos profesores y dos menores de edad; hasta esta noche no se habían confirmado los decesos.
La Cruz Roja informó del traslado al hospital del ISSSTE de una profesora embarazada que, a causa de la intoxicación por gases lacrimógenos, abortó. En el mismo nosocomio se atendió a un joven de 23 años, de nombre Daniel, quien fue herido en un ojo por una granada de gas.
Bombardeo aéreo
El desalojo violento del zócalo oaxaqueño y las 56 calles que mantenían ocupadas los profesores se inició a las 4:50 de la madrugada con la irrupción de agentes de la Unidad de Operaciones Especiales, de la policía preventiva, así como de la Unidad Ministerial de Intervención Táctica de la procuraduría estatal y del Grupo de Operaciones Especiales del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, respaldados por un helicóptero matrícula XAUCJ, que arrojó decenas de granadas de gas durante cuatro horas.
Sentado en la puerta de la aeronave, un policía con el rostro cubierto con pasamontañas arrojaba las bombas con la mano.
A las 11 de la mañana, el gobernador afirmó que "no hubo enfrentamiento" y aseguró que había hablado telefónicamente con el secretario de Gobernación, Carlos Abascal, para solicitar el apoyo de la Policía Federal Preventiva (PFP) y que el funcionario había accedido. "Están por llegar cuatro aviones de la PFP y otros agentes por carretera", dijo.
Ruiz Ortiz justificó la petición al gobierno federal con el argumento de que, al irrumpir en el hotel magisterial, la policía encontró rifles de asalto Ak 47, conocidos como cuernos de chivo, y una mochila con granadas. "Se aseguraron algunas armas, que vamos a canalizar a la Procuraduría General de la República (PGR), en el edificio de la sección y en el hotel del magisterio", dijo.
La salida violenta escogida por el gobierno del estado provocó que, inicialmente, los maestros huyeran hacia las calles cercanas al zócalo, pero después se reagruparon y enfrentaron con piedras y palos a los uniformados. Los mentores retomaron la plaza principal de Oaxaca y lograron retener al subdirector operativo de la policía ministerial, Margarito López, y a siete elementos más, que serán utilizados mañana como elemento de intercambio de los mentores presos en la mesa que, con la Secretaría de Gobernación, se instalará en esta capital, al margen de Ruiz.
Como resultado de las primeras pláticas, el magisterio oaxaqueño decidió replegarse esta noche, ante un toque de queda anunciado por la administración estatal -medida que comunicó además a todos los negocios del centro para que mantuvieran cerradas sus puertas y alertaran a los turistas a no salir por la noche-, y decidieron abandonar el plantón para dormir en las escuelas de esta ciudad.
"Se oyen bombas..."
Diez minutos antes de las cinco de la mañana, Eduardo Castellanos Morales, profesor de secundaria, conducía la transmisión en vivo de Radio Plantón -la estación del magisterio oaxaqueño-, y fue quien dio la noticia del desalojo violento.
Antes de que los policías entraran al local sindical -donde se encontraba la estación- y destruyeran el equipo, el Güero Castellanos alcanzó a decir: "Se oyen bombas, son las cinco de la mañana; los granaderos se acercan, están entrando al edificio para reprimirnos, se escucha la explosión de las granadas".
El propio líder sindical, Enrique Rueda Pacheco, había alertado a sus compañeros, a quienes llamó a "resistir organizadamente la represión que está operando el gobierno estatal en una actitud irracional. Enfrentemos organizadamente esta embestida con la cabeza fría y el corazón ardiente. Preparen trapos o pañuelos, mójenlos con agua para resistir los gases lacrimógenos y defender este espacio, como lo hemos hecho durante 26 años de lucha".
Cinco minutos después la policía entró con violencia al plantón por las calles de Bustamante, Las Casas, Armenta y López, Independencia, Hidalgo y Valdivieso, entre otras, para desalojar a por lo menos 40 mil trabajadores de la educación, algunos con sus hijos, que aún dormían. Los policías dispararon centenares de bombas de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes por diferentes arterias.
Como habían previsto los maestros, la policía asaltó el edificio de la sección 22 y ahí se detuvo al Güero Castellanos y a Acelo Ruiz Méndez, estudiante de la universidad privada Mesoamericana, y a Oziel Martínez Martínez, a quienes se les inició un proceso por terrorismo, portación de armas de fuego y de explosivos, mientras que en el hotel del magisterio fueron arrestados el secretario de Escalafón del comité ejecutivo de la sección 22 del SNTE, Roberto Pérez Gazga, y el administrador del albergue, de nombre Miguel.
A las cinco y media de la mañana, los profesores se reagruparon y se enfrentaron con palos, varillas, tubos y piedras a los agentes en las esquinas de las calles de Independencia y 20 de Noviembre; Independencia y 5 de Mayo; Macedonio Alcalá y Morelos; Morelos y 20 de Noviembre; Morelos y 5 de Mayo; Bustamante y Guerrero; Flores Magón y Trujano.
Mientras los agentes lanzaban granadas de gas lacrimógeno y pimienta, los maestros -cubiertos del rostro con paños mojados- respondían con piedras e inclusive con las bombas que tomaban del suelo y devolvían a los uniformados. La policía, además, disparó hacia los maestros y, debido a ello, resultaron heridos de bala el profesor Daniel Mendoza Reyes y un policía que "fue lesionado por sus propios compañeros. Ellos mismos le pegaron, porque nosotros no traemos armas".
A las 7:10, los profesores empezaron a tomar autobuses para usarlos como arietes.
Un vehículo fue llevado hasta el zócalo, donde fue incendiado y chocado frente al hotel Marqués del Valle. Otro autobús fue utilizado contra los preventivos en Independencia donde, según versiones de la policía, tres de ellos fueron embestidos. Escenas similares se vivieron en Melchor Ocampo, Xicoténcatl, Guerrero y 5 de Mayo.
Poco antes de las 8 de la mañana, los maestros se reagruparon y acorralaron a los agentes, que se replegaron en la Alameda de León y en el zócalo, donde destruyeron casas de campaña y el improvisado campamento de los mentores.
El empuje de los profesores obligó a los uniformados a abandonar la plaza principal -movimiento que después justificó el gobernador al señalar que "se cuidó a detalle que no haya agresiones"- y, en el tropel, ocho preventivos se quedaron rezagados, entre ellos el subdirector operativo, Margarito López. Mañana serán utilizados para un intercambio de maestros presos.
''Ahí muere, también somos pueblo'', alegó uno de los policías, pero aun así fue capturado. A las 9:20, los agentes cedieron y los maestros retomaron su consigna habitual: "¡Va a caer, Ulises va a caer!"
En la confrontación, los mentores descubrieron que desde la habitación 206 del hotel Marqués del Valle, en la plaza principal, dos supuestos agentes de inteligencia les disparaban gases lacrimógenos. Se trata de Javier López López y Gerardo Ballinas Mayez, quienes al registrarse a la una de la mañana de hoy dieron como domicilio el 105 de la Calle del Panteón. Eran los únicos huéspedes del hotel, porque la mañana de ayer habían dejado esa misma habitación dos reporteros. A López y Ballinas los maestros -que derribaron las puertas de cuatro habitaciones hasta que los encontraron en la 206- les encontraron una maleta con granadas de gas lacrimógeno.
Otra de las justificaciones de Ulises Ruiz para el operativo policiaco fue que el movimiento magisterial está influido por "grupos radicales", y acusó a Rueda Pacheco de haber pertenecido al EPR, versión que el dirigente desmintió. Esta noche, mientras los maestros recogían los despojos de sus pertenencias, mostraban con indignación las huellas de la batalla: almohadas, comida, televisores quemados, casas de campaña cortadas a navaja, pañales, andaderas, mamilas, los juguetes de los niños...
La Jornada. Jueves 15 de junio de 2006.
Solecito Bomba lacrimógena estalló sobre el ojo de un estudiante

De los 92 heridos, hay tres muy graves; una profesora abortó

Oaxaca, Oax., 14 de junio. Los hospitales y clínicas de esta capital atendieron ayer a 92 lesionados -maestros, policías y niños- por el operativo de desalojo que aplicó el gobierno del estado al plantón de la sección 22 del magisterio. De ellos, dos maestros y un estudiante se reportaron heridos de gravedad, y el Hospital Civil atendió a dos lesionados de bala, entre ellos un uniformado.
De los heridos, los de mayor gravedad fueron una maestra embarazada, que abortó; un profesor que, según el gobernador Ulises Ruiz, al correr cayó y se fracturó la clavícula, pero ingresó con traumatismo craneoencefálico; así como un estudiante de 23 años, de nombre Daniel, a quien una bomba de gas lacrimógeno le estalló sobre el ojo izquierdo.
A las puertas del hospital del ISSSTE, su hermana dijo: "Daniel no tenía nada que ver, él iba a la escuela, estudia agronomía y los policías lo bajaron del coche. Lo golpearon con los toletes, está muy grave, a punto de perder el ojo".
Algunos de los lesionados fueron dados de alta hoy mismo, luego de que se les atendió por intoxicación e irritación extrema en los ojos por el gas lacrimógeno lanzado desde un helicóptero, el cual realizó una decena de sobrevuelos a lo largo del día y por la noche. Testigos de la represión aseguraron que, además de los adultos, se atendió "a niños que salieron de aquí sin poder caminar, algunos con brazos y piernas fracturados".
En el hospital del IMSS, informó su director, Rosalino Vásquez Cruz, se encuentran internados -además del policía y del maestro heridos de bala- los también agentes Perfecto Pacheco Vásquez, Laureano Mendoza Ramírez, Eutiquio Galván, Toribio López Ahuizote e Isidro Ramos Zárate. Además, los civiles Benito Laureano Santos Reyes y Hortensia Alcántara Martínez, por intoxicación a causa de los gases lacrimógenos.
En el hospital del ISSSTE fueron ingresados los maestros Blanca Alicia Sánchez, Adelina Méndez, Heriberto Jamenson Hernández, Fidel Solano, Herón Valentín Moreno, Víctor Manuel Castillejos Pineda, Victorino García Luis, Javier Cruz Pérez, Daniel Bautista Díaz, Bonifacio Avendaño Valdivia, César Estrada López, Jesús Ortiz Garzón, Victorino Ruiz Mendoza, Rolando Gómez Zárate, Efraín Olivera Juárez, Alberta Guzmán Reyes, Dagoberto Toribio Acevedo y Filemón Caballero Ríos, quien supuestamente sufrió desprendimiento del globo ocular, así como el menor Isaac Chávez Paz.
Octavio Vélez, corresponsal, y Enrique Méndez, enviado.
Desaparecidos:
  1. GUZMAN SERRANO Miosoti (Fuente: RODH)
  2. GUZMAN SERRANO Alma Rosa (Fuente: RODH)
  3. HERNANDEZ GARCIA Xochitl (10 años) (Fuente: RODH)
  4. MANUEL PEDRO Juana (Fuente: RODH)
Detenidos:

  1. BAUTISTA Miguel (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  2. CASTELLANOS MORALES Eduardo (Fuente: RODH)
  3. ESTEBAN VAZQUEZ Marcelino (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  4. GAZGA PÉREZ Robert (profesor miembro del Comité Ejecutivo Seccional, detenido en el Hotel Casa del Maestro) (Fuente: RODH)
  5. JIMENEZ Constantino (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  6. MARTINEZ MARTINEZ Ociel (FPR-Radio Plantón-Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  7. NAVA Wenseslao (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  8. NAVARRO GARCÍA Roger (CT USAER 23 de educación especial de Matías Romero 26 años-Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  9. NUÑEZ Ángel (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  10. ORTIZ Anastasio ((Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  11. PACHECO HERNÁNDEZ Valentino (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  12. RAMIREZ GROOS Hugo (Radio Plantón-Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  13. RUIZ CRUZ VILLANUEVA Arcelio (FPR-Radio Plantón-Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  14. SORROZA Pablo (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  15. VELAZCO OJEDA Martiniano (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  16. VELEZ Adrian (Fuente: Comité Cerezo Oaxaca)
  17. Miguel (Velador del Hotel Casa del Maestro) (Fuente: RODH)
  18. Willevaldo (no se sabe sus apellidos del CES)
Lesionados:

  1. Daniel "N", Hospital del ISSSTE, una bomba de gas lacrimógeno le estalló en el ojo izquierdo (Fuente: JORNADA 1)
  2. ALCANTARA MARTINEZ Hortencia, intoxicación por gas lacrimógeno, Hospital del IMSS (Fuente: JORNADA 1)
  3. AVENDAÑO VALDIVIA Bonifacio, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  4. BAUTISTA DIAZ Daniel, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  5. CABALLERO RIOS Filemón, desprendimiento de globo ocular, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  6. CASTILLEJOS PINEDA, Víctor Manuel, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  7. CRUZ PEREZ Javier, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  8. ESTRADA LOPEZ Cesar, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  9. GARCIA LUIS Victorino, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  10. GARCIA OLIVERA Juvenal de San Vicente Lachixio. (Fuente: RODH)
  11. GOMEZ ZARATE Rolando, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  12. GUZMAN REYES Alberta, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  13. JAMENSON HERNANDEZ, Heriberto, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  14. MENDEZ, Adelina, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  15. OLIVERA JUAREZ Efraín, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  16. ORTIZ GARZON Jesús, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  17. RUIZ MENDOZA Victorino, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  18. SÁNCHEZ Blanca Alicia, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  19. SANTOS REYES Benito Laureano, intoxicacion por gas lacrimogeno, Hospital del IMSS (Fuente: JORNADA 1)
  20. SOLANO, Fidel, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  21. TORIBIO ACEVEDO Dagoberto, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
  22. VALENTIN MORENO, Herón, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
Menores de edad:
  1. CHAVEZ PAZ Isaac, Hospital del ISSSTE (Fuente: Jornada 1)
FUENTES:
RODH
RODH 2
JORNADA 1: La Jornada 15 de Junio http://www.jornada.unam.mx/2006/06/15/005n2pol.php
Comité Cerezo Oaxaca

3 de junio de 2016

#LaOtraCampaña10Años Carta del Subcomandante Insurgente Marcos: L@S OTR@S QUE SOMOS.

Está esta discusión sobre lo que es leyenda y lo que es historia.

No sé mucho de eso, pero imagino que son pilas enteras de libros sobre el tema, estudios de postgrado, coloquios, mesas redondas. Incluso, no estoy seguro, tal vez de eso se discuta en alguna clase de esas que se imparten en ésta o en otras instituciones superiores con carreras de las llamadas “de humanidades”.

Y ya que estamos en esto de la “humanidad” y sus sinrazones, me pregunto si en las carreras de humanidades se da la materia de “dignidad”, y si hay quien la imparta y quien la apruebe.

Mmh… O tal vez esa materia se imparte y se aprueba en colectivo, en muchas partes, no sólo en un aula.

Y me pregunto también si la dignidad no va de la mano de la indignación, ese sentimiento difícil de anclar en una definición pero que tiene que ver con esa rabia que se siente en las tripas frente a una injusticia.

Tal vez es esta capacidad de indignación una de las características del ser humano.

Ergo, una carrera de “humanidades” debiera tener las materias de “dignidad” y de “indignación”.

Es más, uno no podría graduarse de ser humano si no aprobara estas materias.

Ustedes disculpen si estoy un poco, o un mucho, desviado del tema.

No es sólo porque de por sí no me dieron tema, sino que sólo me dijeron que “vente pa´ la ENAH que lo vamos a hacer un festival para que la Mariana Selvas y el Doc y la Magdalena y tod@s l@s pres@s lo sepan que no están sol@s y que seguimos luchando por ell@s”.

Así me dijeron. Yo me quedé pensando. “¿Será que voy?”, me pregunté. Y me contesté “Creo que sí voy”.

Como no me dieron tema, pienso que podría hablar sobre qué es la Otra campaña, qué la define, qué la pinta y le da forma.

O, por ejemplo, explicar por qué estoy en la Ciudad de México, más en concreto en la ENAH en un festival cultural por la libertad de l@s pres@s de Atenco, y no en reuniones de adherentes en Chihuahua, Sonora o Sinaloa. O más mejor en Chiapas.

Y no se crean, yo no muy sé de la Ciudad de México pero parece que la ENAH está un poco retirado de donde están el Doc y la Mariana y la Magdalena. Entonces pensé que pues habrá que alzar la voz para que llegue tan lejos.

Y en eso estoy, o sea pensando en las voces y las distancias, cuando escucho una voz abajo a mi izquierda que dice:

- De eso se trata, de alzar la voz -.

Yo sentí un escalofrío recorriendo mi hermosa espalda y me dije “esa vocecita, esa vocecita”.

Y entonces llevé instintivamente mi mano a la bolsa izquierda de mi pantalón porque ahí guardo el tabaco y por aquello del “no te entumas Marquitos”.

¿En qué me quedé? Ah sí, en que no me dieron tema para esta plática aquí en la ENAH.

Es más, ahora que me acuerdo, quiero hacer una denuncia. Porque resulta que en la Asamblea Nacional de Adherentes de la Otra del día 29 me pasaron un papelito que decía:
“Sup: avisa si vas a ir a la ENAH para el festival del día 2 de junio. Si vas a ir, entonces te invitamos. Y si no vas a ir, pues no te invitamos”.

No sé qué piensen ustedes, pero me parece que quien redactó ese mensaje bien podría estar asesorando a cualquiera de los insignes candidatos a la presidencia de México.

Bueno, el caso es que no me dieron tema sobre el cual hablar y yo me quedé preocupado porque qué tal que están pensando que voy a cantar una de esas rolas que luego el tal Panchito Varona le pone música y la canta el tal Joaquín Sabina, y a ellos los siguen las muchachas y a mí me siguen los policías. No hay derecho.

Entonces en eso estoy, o sea contando cuántos policías andan tras mío (seguramente para pedirme un autógrafo), cuando escucho otra vez esa vocecita que ahora dice:

- Pst, pst -.

Yo primero pensé que era la voz de mi conciencia, y como a ésa de por sí no muy le hago caso, encendí la pipa y me dije:

- “Marquitos, no te angusties. Él se quedó en la selva, apoyando al Teniente Coronel Moisés en la Comisión Intergaláctica. Así que debe ser tu imaginación. Es prácticamente imposible que hasta acá haya llegado…”

- Yo, el eterno ganador en las elecciones del corazón de las féminas de buen gusto, el sueño húmedo de Halle Berry, el amor imposible de Angelina Jolie, el suspiro inconfesado de… de… bueno, dejo el espacio en blanco para que una mujer, una de única, ponga su nombre y su corazón en los míos prendidos. Ejem, ejem, heme aquí, yo soy… -.

- ¡Durito! -, digo con evidente desazón.

- ¿Cómo “Durito”? ¡Don Durito de la Lacandona! ¡El terror de la clase política mundial! ¡El aguafiestas de los reventones neoliberales! ¡El de la figura augusta que causará furor en las páginas de (anti) sociales de la prensa alternativa! ¡El triunfador de todas las encuestas que no se han hecho ni se harán! ¡El provocador de rubores, sudores y sonrojos en damas de los cinco continentes! ¡El pasito más chévere de los festivales de abajo y a la izquierda! -.

Al decir esto último, Durito hace unos pasos de baile mientras entona la versión dark-punk-libertaria-skatera y ráscale-tun-tún de “La Suegra”, cuya versión en cumbia ocupaba el primer lugar en el rating dominical de “Radio Insurgente. La Voz del EZLN, voz de los sin voz. Transmitiendo desde las montañas del Sureste Mexicano”.

Yo aplaudo discretamente y pregunto- cuestiono- reclamo:

- ¿Qué no estabas con el Moy? -

- Sí, pero vine para hablar con la Comisión Civil Internacional de Observación de Derechos Humanos, que vino a constatar la animalidad exhibida por el gobierno mexicano en San Salvador Atenco. Y, bueno, ya que andaba por acá, me pregunté “¿En qué enredos se habrá metido ahora aquel de la nariz evidente y la torpeza recurrente, aquel a quien honor le hice al nombrarlo mi escudero?” Y me dije que debía constatarlo personalmente y, como dije antes, heme aquí -.

- Hombre, no te hubieras molestado. Te hubiera mandado un correo electrónico -, le digo a Durito mientras oculto la bolsita de tabaco.

- Nah, no ocultes el regocijo que te provoca mi presencia. Y nada de caravanas, basta con que me des un poco de tabaco -. Durito no espera mi respuesta, toma la bolsa y retaca de hebra su pipa y una mochilita que, entonces me doy cuenta, lleva a su espalda.

- ¿Vas llegando o te estás yendo? -, pregunto entre la desazón y la esperanza.

- Llegando-, dice Durito tirando el tabaco y mi ilusión al suelo.

- Pero no te entusiasmes mucho, sólo vine a desmentir eso de que tienes las piernas más hermosas del sureste mexicano. Es público y notorio que las mías son más hermosas y, además, son más -, señala Durito mientras modela sus 3 pares de piernas que además, dicho sea de paso, son también brazos.

- Hablando de mitos -, le digo con manifiesta mala leche, - ¿tienes algo qué decir sobre el “Estado de Derecho” que viaja en los toletes y escudos de la policía mexicana? -.

Durito baja su mochila y la abre mientras dice:

- Que nada bueno se puede esperar de quien hace residir la legalidad de las instituciones en los penes de los policías – dice Durito.

- El Estado de Derecho en México es sexista, machista y, como tal, estúpido. No es posible hablar de legalidad mientras hay tantos ladrones y criminales libres (algunos hasta son candidatos en las próximas elecciones). La justicia en México es una mercancía y cara. La compra quien tiene la paga. ¿Acaso no te has dado cuenta de que, cuando un rico delinque, se siguen todos los procedimientos “legales”, se alarga el proceso y, las más de las veces, cuando se llega a la conclusión de culpabilidad, el susodicho se huye? ¿No es cierto que al pobre primero se le detiene, se le golpea, se le encarcela, y ya luego, mucho después, se averigua si es culpable o no? -

Durito enciende su pipa y hurga dentro de la mochilita mientras agrega:

- Por lo demás, no te afanes en escribir. Tengo algo mejor que lo que puedas elaborar -, y sin más preámbulos me entrega unas hojas arrugadas.

Yo voy a preguntar que qué es eso cuando Durito señala:

- Bah, no tienes por qué agradecerlo. Lo he hecho con mucho gusto, gran alegría y desbordado entusiasmo. Y ya me tengo que ir porque voy al plantón del Penal de Santiaguito -, dice poniendo de nuevo la mochilita a su espalda y perdiéndose en fría madrugada del Valle de México.


En otra madrugada, pero en las montañas del Sureste Mexicano, Elías Contreras, Comisión de Investigación del EZLN, y yo platicábamos junto al fogón de su cocina.

Hace algunos años, cuando vino a la Ciudad de México en búsqueda del mal y el malo, Elías Contreras visitó la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Ignoro el motivo de su visita y nunca me lo aclaró. Tal vez había quedado de verse ahí con alguno de los contactos que le pasaban información sobre los complicados laberintos del mal y el malo. O tal vez se dio en caminar así nomás y los pasos lo llevaron a acercarse a la Pirámide de Cuicuilco. El caso es que Elías Contreras, comisión de investigación del EZLN, entró a esta escuela, pasó unos minutos en ella y luego salió. Tal vez, no lo sabemos, se mezcló en el patio con estudiantes, trabajadores y maestros. Tal vez se cruzó, sin saberlo uno ni otra, con una estudiante de la ENAH que se llama Mariana Selvas y que se encuentra actualmente presa, injustamente, en el Penal de Santiaguito, en el Estado de México.

Elías Contreras debe haber recorrido también la colonia Isidro Favela y las otras que se encuentran en los alrededores de la ENAH y los centros comerciales de Perisur, Gran Sur y Cuicuilco.

Me contaba Elías Contreras que bastaba recorrer las calles de la Ciudad de México para darse cuenta de que la justicia es una para los de arriba y otra para los de abajo. Y no hablaba sólo del soberbio complejo propiedad de Carlos Slim contrastando con la pirámide y las modestas casas de los vecinos de las colonias aledañas.

Era la actitud (“el modo”, dijo Elías Contreras) de la policía en uno y otro lado; la mirada sumisa y servil de la autoridad cuando estaba en los terrenos de quien manda realmente, y la prepotente y voraz cuando se sabe entre los de abajo.

“La policía cuida al de arriba y despoja y humilla al de abajo”, dijo Elías Contreras, Comisión de Investigación del EZLN, y después se quedó en silencio. Me pasó entonces una solitaria hoja de papel de su cuaderno de apuntes.

Algo recuerdo de lo escrito ahí, ahora, en esta madrugada.


Y más allá, en una madrugada más retirada en tiempo y en espacio, el Viejo Antonio velaba conmigo a la orilla de una milpa.

Las huellas de un tepezcuintle y el hambre mal contentada con tortillas y frijoles nos llevaron hasta ese lugar, como a una legua de su champa, buscando algo para alegrar el estómago del día siguiente.

No apareció el tepes, pero el Viejo Antonio, en el trayecto de vuelta, me contó una historia de un mundo hecho abajo y después dominado por arriba.

“No todos ni todas, bajan la cabeza y se desmayan”, dijo el Viejo Antonio por decir “no tod@s se resignan y conforman”. Y algo más agregó que yo escribí con letra torpe y apresurada en mi diario de campaña.

Creo que, puesto que no me dieron tema para la plática de hoy en la ENAH, aceptarán ustedes que les lea este extraño, por serio, texto dónde se trata de sintetizar lo que Don Durito de La Lacandona, andante caballero, Elías Contreras, Comisión de Investigación del EZLN, y el Viejo Antonio, traductor involuntario de una cultura en resistencia, escribieron y dijeron en ésta y otras madrugadas. Se llama….

L@S OTR@S QUE SOMOS.

La historia o la leyenda se tejen de madrugada. Habrá, es cierto, quien cuestione su veracidad y pretenda clasificar una u otra en el endeble criterio de “verdadero” o “falso”. Para lo que concierne a lo que ahora cuento, no importa ni lo uno ni lo otro.

Las palabras que nombran lo que está por hacerse no salen de pronto ni en cualquier parte, sino que van buscando un lugar dónde nacerse y esperan el tiempo propicio para surgir.

Hay un lugar en el que la oscuridad y la luz se encuentran y se tocan apenas un instante. Después se va cada una a su camino, a su espera. Así van la sombra y la luz, siguiéndose y evitándose, hasta que se olvidan de lo que son y se hacen de nuevo en lo otro, rehaciendo una y otra vez el oximorón de su deseo. Ese lugar tiene también su tiempo, y en él la muerte y la vida se postergan. Es el amor, dicen, quien entonces ahí reina.

Es en la madrugada, en ese espacio y tiempo, donde hay quien está ya y quien llega apenas. Dicen que es la sombra quien espera, acechando con la mirada de quien lleva como maldición la duermevela, a que la luz desnude sus ropas y sus miedos, que recueste el cuerpo y ponga de pie el deseo.

¡Ah, la madrugada! Hay ahí, esperando siempre (es decir, no estando), una piel compleja hecha de dos tibiezas, que la arroparían del frío y soplarían lejos la soledad.

En ese delgado límite, donde no hay muro ni abismo, la palabra recorre todos los calendarios y asume una forma que es hablada en muchas lenguas.

Digo ahora lo que esa palabra me cuenta en ese quiebre del tiempo, con la niebla de la duermevela, y en la lengua de la montaña:

Hay en cada hombre, en cada mujer, un otro y una otra diferentes.

Escondido está lo otro, como guardado está. Esperando espera. Estando está.

A veces es un rasguño, imperceptible afuera y definitivo dentro; otras es un terremoto que rompe la fastidiosa cotidianeidad; y a veces es una piel, caricia o áspero roce, que rasga con tierna furia la piel de afuera y revela y rebela la otra piel, la del otro, la de la otra que somos.

Pero es siempre un dolor lo que obliga a salir eso otro que somos sin serlo todavía.

Las más de las veces somos lo otro con un “NO” que es un desafío a la docilidad impuesta.

Y no nos vemos.

No si solos somos lo otro que somos.

Entre la desbocada competencia por la corrupción y el crimen que son el combustible del “sálvese quien pueda”, hay una, uno, otro, otra, alguien que dice “no”.

Hay, por ejemplo, una joven mujer que aparta su paso del conformismo de ser lo que el varón quiere que sea y pone en un rincón sus miedos para vestirse y desnudarse con el traje siempre nuevo de la rebeldía.

Y hay un profesionista que, contra toda la prudencia desde arriba impuesta, arriesga su bienestar y seguridad para ir por una medicina para quien no conoce hasta que yace moribundo, roto el cráneo por el “Estado de Derecho” sintetizado en una granada de gas lacrimógeno “made in USA”. El otro podría decir, si no tuviera muerte cerebral, “me llamo Alexis Benhumea, estudio economía en la UNAM, fui acusado y condenado por ser joven”. El profesionista de llama Guillermo Selvas, le dicen “Doc” porque es médico y está preso, acusado, entre otras cosas, de ser un luchador social.

Hay una joven estudiante que lo acompaña, entre otras cosas, porque hay lecciones que no se aprenden en las aulas ni en los libros, sino en las calles y campos del alargado dolor que algunos llaman “el México de Abajo”. Una carpeta con su expediente señala: “Mariana Selvas, estudiante de la ENAH. Acusada, entre otras cosas, de ser mujer joven”.

Hay una indígena que elige serlo pero con dignidad, la que se viste con los colores que antes eran vergüenza y hoy son alegría, y abraza a quien sólo conoce por el dolor y la rebeldía comunes, ansiosos por ser colectivos. Son ecos los que resuenan diciendo: “Me llamo Magdalena, soy indígena mazahua, estoy acusada de ser mujer indígena”.

Hay un hombre, un campesino, que elige levantar el color que tiene de la tierra y con esa morena dignidad dar su apoyo a quien también lucha por esa tierra que pinta nuestra sangre. Calla el hombre y en silencio dice “Me llamo Ignacio Del Valle, soy campesino de San Salvador Atenco. Estoy en un penal de máxima seguridad porque en México ser campesino y ser rebelde y ser solidario es también ser un reo de alta peligrosidad”.

Y hay mujer, que no importa si es joven, adulta, madura o anciana, sino que es mujer, y que carga ahora como cadenas lo que no quiere sino como alas, y que para eso une sus pasos a otros pasos. Tiene todos los nombres y todos los rostros que abajo se nombran y se miran.

Y hay un fotógrafo, un reportero, que deja la cámara inerte porque el corazón se le conmueve y le manda que no convierta en mercancía el instante que la empresa le reclama para la venta, que escribe lo que ve y escucha, y no lo que los lentes y audífonos del Poder le imponen. Porque hay quien se pasa del otro lado de la línea, para ver lo que abajo se ve, lo que se calla.

Y hay un hombre, una mujer, un niño, un anciano, una joven, un otro, una otra que prefiere dignidad a humillación, y que obra en consecuencia.

Encontrarla, encontrarlo. Eso es la Otra Campaña.

Este país, esta tierra, esta Patria, tiene otra una dentro de ella. Tan a flor está su dolor que basta un oído atento para darse cuenta de su existencia. El oído se hace palabra y el esto soy, aquí estoy, se multiplica entonces.

Nacer ese otro país, ese otro México. Eso es la Otra Campaña.

Y hoy, luchar por la libertad de Mariana Selvas, del Doc, de Magdalena, de Nacho, de todas las presa, de todos los presos, eso es la Otra Campaña.

Desde la Otra ENAH.
Subcomandante Insurgente Marcos.México, Junio del 2006.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...